CAPITAL: Accra
BANDERA: La bandera nacional es un tricolor de rayas horizontales rojas, amarillas y verdes, con una estrella negra de cinco puntas. en el centro de la franja amarilla.
HIMNO: Salve el nombre de Ghana.
MONEDA: El cedi (¢) es un papel moneda de 100 pesetas. Hay monedas de ½, 1, 2½, 5, 10, 20, y 50 pesetas y 1, 5, 10, 20, 50 y 100 cedis, y billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200, 500 y 1.000 cedis. ¢1 = $0,00011 (o $1 = ¢127,42) a partir de 2005.
DÍAS FESTIVOS: Año Nuevo, 1 de enero; Aniversario de la Inauguración de la Cuarta República, 7 de enero; Día de la Independencia, 6 de marzo; Día del Trabajo, 1 de mayo; Día de la República, 1 de julio; Navidad, 25 de diciembre; Día de San Esteban, 26 de diciembre. Los días festivos religiosos móviles incluyen el Viernes Santo y el Lunes de Pascua.
TIEMPO: GMT.

Introducción

El 6 de marzo de 1957, el antiguo Gold
La costa, una colonia británica, se convirtió en el
de la República de Ghana y la primera
Estado africano al sur del Sáhara a
gane su independencia. En ese momento,
Ghana era económicamente fuerte y
se creía que tenía un futuro brillante
bajo el liderazgo de su fundador
padre y primer presidente, Kwame
Nkrumah. Sin embargo, la política crónica
inestabilidad y mala gestión financiera
durante la década de 1960 y
Los años setenta dejaron al país con una situación de decadencia
infraestructura y una gran parte de
una economía en bancarrota.
Durante los últimos 10 años, Ghana ha
experimentó algo así como un renacimiento.
Bajo un vigoroso programa de reformas,
la economía ha crecido
rápidamente, la infraestructura está siendo
reparado, los mercados están llenos, y
Accra una vez más tiene la apariencia
de una ciudad costera bulliciosa.
Los ghaneses son cálidos, hospitalarios,
y educado, y tienen una fuerte tradición
cultura que disfrutan compartiendo
con extranjeros. A través de la
historia y una afinidad natural, ellos
están especialmente abiertos a los americanos.
Los americanos asignados aquí disfrutarán
el reto profesional de trabajar
en un país en vías de desarrollo con un
futuro. Los que hacen el esfuerzo
aprenderá que una gira en Ghana es
también una oportunidad especial para "descubrir".
y vivir una experiencia africana
cultura y sociedad.

Ubicación tamaño y extensión

Situado en la costa sur del bulto de África Occidental, Ghana
tiene una superficie de 238.540 km2, con una extensión de 458
km (284 mi) nne-ssw y 297 km (184 mi) ese-wnw. Bordeado
sobre el e de Togo, sobre el s del Océano Atlántico (Golfo de Guinea),
sobre el w de Costa de Marfil, y sobre el nw y n de Burkina Faso
Faso, Ghana tiene una longitud total de 2.633 km (1.635 millas) de
que 539 km es la línea de costa. Comparativamente, el área ocupada
por Ghana es ligeramente más pequeño que el estado de Oregón. Ghana
La capital, Accra, está situada en la costa del Golfo de Guinea.

Clima

El clima es tropical pero relativamente suave para la latitud. Climatica
las diferencias entre las distintas partes del país se ven afectadas por la
viaje del sol al norte o al sur del ecuador y el correspondiente
posición de la zona de convergencia intertropical, la frontera
entre los vientos húmedos del suroeste y los secos del noreste.
vientos. Excepto en el norte, hay dos estaciones de lluvias, a partir de abril
hasta junio y de septiembre a noviembre. Los chirridos se producen en
el norte durante los meses de marzo y abril, seguido de lluvias ocasionales hasta el
Agosto y septiembre, cuando las lluvias alcanzan su punto álgido. Promedio
temperaturas oscilan entre 21-32°c (70-90°f), con relativa
humedad entre 50% y 80%. La pluviometría oscila entre 83-220 cm.
(33-87 en) al año.
El harmatán, un viento seco del desierto, sopla desde el noreste.
de diciembre a marzo, disminuyendo la humedad y causando calor.
días y noches frescas en el norte; el efecto de este viento se siente en
el sur durante el mes de enero. En la mayoría de las áreas, las temperaturas son más altas
en marzo y la más baja en agosto. Variación entre el día y la noche
temperaturas es relativamente pequeña, pero mayor en el norte, especialmente
en enero, debido al harmattan. Ninguna temperatura inferior a
10°c (50° f) en Ghana.

¿Cómo es Ghana?

El litoral está formado en su mayor parte por una orilla de arena baja detrás de la cual
se extiende por la llanura costera, excepto en el oeste, donde el bosque
baja al mar. El cinturón forestal, que se extiende hacia el norte
de la costa oeste unos 320 km (200 millas) y hacia el este por
un máximo de unos 270 km (170 mi), se divide en dos grandes grupos
colinas boscosas y crestas escarpadas. El norte del bosque es ondulado
de la sabana drenada por los ríos Volta Negro y Volta Blanco, que
se unen y fluyen hacia el sur hasta el mar a través de un estrecho hueco en las colinas.
El punto más alto de Ghana es el Monte Afadjato con 880 m (2.887 pies) en una
de colinas en la frontera este.
Aparte de la Volta, sólo los ríos Pra y Ankobra de forma permanente
perforar las dunas de arena, la mayoría de los otros ríos que terminan
en lagunas salobres. No hay puertos naturales. Lago Volta,
formado por el embalse del Volta detrás de la presa de Akosombo,
es el lago artificial más grande del mundo (8.485 km2).

Población

La población de Ghana en 2005 fue estimada por las Naciones Unidas
(ONU) en 22.019.000, lo que la sitúa en el número 49 de la población.
entre las 193 naciones del mundo. En 2005, aproximadamente
El 3% de la población tenía más de 65 años, con otro 40%.
de la población menor de 15 años. Había 102 hombres para
por cada 100 mujeres en el país. Según las Naciones Unidas, el informe anual
se esperaba que la tasa de cambio de la población para el período 2005-2010 fuera de
2,3%, una tasa que el gobierno consideraba demasiado alta. El gobierno
se ha involucrado en programas destinados a reducir la población
crecimiento, especialmente mediante la educación de los adolescentes sobre la salud reproductiva.
salud. La población proyectada para el año 2025 era de 32.846.000 habitantes.
La densidad de población era de 92 por km2 (239 por km2), con aproximadamente
80% de la población que reside en el sur o en el sur del país
al noreste y al noroeste.
La ONU estimó que el 44% de la población vivía en zonas urbanas.
en 2005, y que las zonas urbanas crecían a un ritmo anual
del 3%. La capital, Accra, tenía una población de 1.847.000 habitantes.
año. Otras grandes ciudades y sus poblaciones estimadas fueron Kumasi
(862.000) y Tema (209.000).

Animales y plantas

Las plantas y los animales son principalmente los comunes a las regiones tropicales,
pero debido a la invasión humana, Ghana tiene menos grandes y grandes
mamíferos salvajes que en otras partes de África. La mayor parte del bosque es
en el sur y en una franja a lo largo de la frontera con Togo. Excepto
matorral costero y pastizales, el resto de Ghana es sabana. A partir de
2002, había por lo menos 222 especies de mamíferos, 206 especies de
y más de 3.700 especies de plantas en todo el país.

Medio ambiente

Agricultura de tala y quema y sobrecultivo de tierras despejadas
han provocado una erosión y un agotamiento generalizados del suelo. Más de 300
Ghana
la explotación forestal, la tala excesiva, la tala excesiva de madera fi rewood y la explotación minera.
se ha cobrado un peaje en los bosques y en las zonas boscosas. Alrededor de un tercio de la población de Ghana
El área terrestre está amenazada por la desertificación. Los contaminantes industriales incluyen
arsénico de las minas de oro y vapores nocivos de los fundidores.
La contaminación del agua es el resultado de una combinación de fuentes industriales,
productos químicos agrícolas, e instalaciones inadecuadas para el tratamiento de residuos.
La nación tiene 30 kilómetros cúbicos de recursos hídricos renovables con un 52%.
utilizados para la actividad agrícola y el 13% para fines industriales;
alrededor del 93% de todos los habitantes urbanos y el 68% de la población rural
tienen acceso a agua pura.
Ghana cuenta con cinco parques nacionales y otras cuatro áreas protegidas;
hay seis humedales Ramsar. En 2003, el 5,6% de la población del país
se protegió el área total de la tierra. La prohibición de la caza en las reservas cerradas
sólo se hace cumplir esporádicamente, y la vida silvestre de la nación es
amenazados por la caza furtiva y la destrucción del hábitat. Según un
Informe de 2006 publicado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales (UICN)
Naturaleza y Recursos Naturales (UICN), el número de especies amenazadas
las especies incluyeron 15 tipos de mamíferos, 8 especies de aves, 2 tipos de
de reptiles, 10 especies de anfibios, 8 especies de peces, y 117
especies de plantas. Entre las especies que volvieron a nacer figuraban las de pecho blanco.
la ardilla de Pel, la gallina de Guinea, la ardilla de pelea, la ardilla negra coronada
grulla, el mono de capa roja y el gran tiburón blanco.

Grupos étnicos

Es bastante seguro que Ghana ha sido ocupada por los pueblos negroides.
desde la prehistoria. Los miembros de la familia Akan, que
constituyen alrededor del 44% de la población, incluyendo a los Twi o Ashanti,
que habitan la región de Ashanti y el centro de Ghana, y los Fanti,
que habitan en las zonas costeras. En el suroeste, el Nzima, Ahanta,
Evaluar, y otras tribus hablan idiomas relacionados con el Twi y el Fanti.
Los Moshi-Dagomba constituyen alrededor del 16% de la población, los
Oveja 13%, el Ga 8%, el Gurma 3% y el Yoruba 1%. El de Accra
las llanuras están habitadas por tribus que hablan variantes de Ga, mientras que
al este del río Volta están las ovejas que vivían en lo que solían ser británicas.
por mandato de Togolandia. Todas estas tribus son bastante recientes.
en Ghana, ya que los akan llegaron entre los siglos XII y XV,
el Ga-Adangbe en el siglo XVI, y el Ewe en el siglo XIX.
Siglo XVII. La mayoría de los habitantes de la Región Norte pertenecen
al grupo de pueblos Voltaicos Mole-Dagbani o a los Gonja,
que parecen tener alguna relación con los Akan. Europeo y
otros grupos representan sólo el 1,5% de la población.

Idiomas

De las 56 lenguas y dialectos indígenas que se hablan en Ghana, 31
se utilizan principalmente en la parte septentrional del país. Los idiomas
seguir las divisiones tribales, con las lenguas akan relacionadas de Twi
y Fanti son los más prominentes. También se habla mucho de Moshi.
Dagomba, Ewe y Ga. El inglés es la lengua oficial y es el idioma
medio universal de instrucción en las escuelas. Se complementa de manera oficial
por cinco idiomas locales.

Religiones

Se estima que el 69% de la población pertenece a varias comunidades cristianas.
15,6% son musulmanes (aunque los líderes musulmanes afirman
el número está más cerca del 30%), y alrededor del 15,4% de la población
seguir creencias indígenas tradicionales u otras religiones, incluyendo la Fe Bahá'í, el Budismo, el Judaísmo, el Hinduismo y el Sintoísmo,
Ninchiren Shoshu Soka Gakkai, Sri Sathya Sai Baba Sera, Sat Sang,
Eckanker, la Misión de la Luz Divina, Hare Krishna, y el Rastafarianismo.
Las denominaciones cristianas incluyen a los católicos romanos, tres
de los metodistas, anglicanos, menonitas, dos ramas de los
Presbiterianos, luteranos evangélicos, la Iglesia de Jesucristo
de los Santos de los Últimos Días, Adventistas del Séptimo Día, Pentecostales, Bautistas,
y la Sociedad de Amigos. Algunos cristianos también incluyen elementos
de las religiones indígenas en sus propias prácticas, en particular
magia y adivinación. Hay tres ramas principales del Islam
dentro del país: Ahlussuna, Tijanis y Ahmadis. Un pequeño
número de musulmanes son chiítas. Zetahil, una religión que es única en el mundo.
Ghana, combina elementos tanto del Islam como del Cristianismo.
Las religiones indígenas generalmente implican una creencia en una religión suprema.
junto con dioses menores. La veneración de los antepasados también es común.
La Misión Renacimiento de África, también conocida como Afrikania,
es una organización que apoya activamente el reconocimiento y la práctica
de estas religiones tradicionales.
En muchas áreas del país, todavía existe una fuerte creencia en
brujería . Los sospechosos de ser brujos (generalmente mujeres mayores)
han sido golpeados o linchados y ocasionalmente desterrados a
"campos de brujas", que son pequeñas aldeas en el norte, principalmente
poblada por presuntas brujas. La ley proporciona protección
por presuntas brujas. Entre las ovejas de la región del Volta, se encuentran
todavía hay algunos que practican una forma de servidumbre religiosa conocida como
Trokosi (o Fiashidi). En esta práctica una muchacha virgen, generalmente en ella
a principios de la adolescencia, es colocado como sirviente en un santuario local por un período de
tiempo que puede extenderse de unas pocas semanas a tres años. La chica está
El servicio está destinado a expiar los crímenes cometidos por un miembro de
la familia de la chica. Después de completar el período de servicio establecido, muchos
las niñas continúan visitando el santuario de forma voluntaria como cuestión de
de mantener el honor de la familia. La servidumbre involuntaria está prohibida
por ley.
Aunque no existe una religión estatal, la asistencia a las asambleas o a las reuniones de los grupos de trabajo no es obligatoria.
se requieren servicios devocionales en las escuelas públicas, con un servicio de
que es generalmente de naturaleza cristiana. Sin embargo, este requisito es
no siempre se hace cumplir.

Transporte

El programa de desarrollo del gobierno ha sido dedicado en gran parte
para mejorar la comunicación interna; sin embargo, tanto el camino
y los sistemas ferroviarios se deterioraron en la década de 1980. Comenzó la rehabilitación
a finales de los años ochenta, dando prioridad a la ruta occidental,
que es la ruta de exportación para la producción de manganeso y bauxita de Ghana
y también sirve a la mayor área productora de oro. Líneas de ferrocarril
son también el principal medio de transporte de productos como el cacao,
y la madera aserrada; también se utilizan ampliamente para el transporte de pasajeros.
servicio. Había 953 km de ferrocarril de vía estrecha.
en 2004, con la línea principal que une Sekondi-Takoradi con Accra
y Kumasi.
En 2003, Ghana contaba con unos 47.787 km de carreteras, de los cuales
de los cuales unos 8.563 km estaban pavimentados. Buena conexión por carretera
Accra con Tema, Kumasi, Takoradi y Akosombo. En 2003,
Ghana tenía 104.550 automóviles privados y 53.450 vehículos comerciales.
vehículos. El departamento de transporte del gobierno opera un servicio de transporte a través del país.
servicio de autobús; los servicios de transporte municipal están disponibles en
todas las ciudades principales.
La Línea Estrella Negra, propiedad del gobierno, opera un cargamento-
de pasajeros a Canadá, los Estados Unidos, los Estados Unidos, los Estados Unidos
Reino Unido, Italia y África Occidental. En 2005, Ghana tenía un comerciante
fl eta de embarque compuesta por cuatro buques de 1.000 TRB o más, por un total de
19.086 TRB. Servicio de transporte lacustre entre Akosombo y
Yapei es operado por Volta Lake Transport Co.
Ghana no tiene puertos naturales. Un puerto artifi cial de aguas profundas
se construyó en Sekondi-Takoradi en la década de 1920 y se expandió a popa.
Segunda Guerra Mundial. Un segundo puerto de aguas profundas, en Tema, fue inaugurado en
1962, y en 1963 se hicieron nuevas extensiones. A unos cuantos más pequeños
en los puertos, la carga se transporta con avena y encendedores. Los principales ríos
y el lago Volta proporcionan alrededor de 1.293 km (803 millas) de información
vías fluviales.
En 2004, se estimaba que había 12 aeropuertos en Ghana, 7 de los cuales eran
que había pavimentado pistas en 2005. Aeropuerto internacional de Accra
sirve al tráfico intercontinental así como al tráfico local de África Occidental.
los aeropuertos están situados en Sekondi-Takoradi, Kumasi, Tamale, y
Sunyani. Ghana Airways, propiedad del gobierno, opera a nivel nacional
servicios aéreos y vuelos a otros países africanos y a
la República Federal de Alemania (RFA), Londres y Roma. En
En 2003, se transportaron aproximadamente 241.000 pasajeros en vuelos regulares.
vuelos nacionales e internacionales.

Historia

Gran parte de la información que conocemos sobre Ghana proviene de textos árabes
escritos por geógrafos e historiadores que vivieron en el norte de África y en la
península ibérica. En el siglo VIII, el mundo árabe ya conocía su existencia gracias a
los relatos de comerciantes y viajeros que hablaban de la fabulosa riqueza del reino.
Ghana se ubicó al norte de las dos curvas divergentes de los ríos Senegal y Níger. Los
soninkés y otros pueblos de lenguas mandé llamaron a su país Wagadu, “el país de
los rebaños”, mientras que Ghana era el nombre utilizado por los árabes, cuya
procedencia no está clara. El actual país homónimo, que tomó el nombre en su
independencia, no tiene nada que ver con el Imperio y se encuentra situado en el
golfo de Guinea, mucho más hacia el sur. Los fundadores del Imperio fueron los
soninkés, uno de los primeros pueblos subsaharianos que entraron en contacto con los
nómadas bereberes en el Sahel. Este contacto fue importante por varias razones: los
conectó con el mundo árabe a través del comercio y a su vez los proveyó de caballos
del norte de África. La posesión de caballos, unida al dominio del hierro por parte de
los soninkés, los dotó de un poderío con el que pudieron imponerse sobre otros
pueblos.
Mapa del Imperio de Ghana en su máxima extensión y de las zonas auríferas de
las que provenía el oro. Fuente: Conrad (2010).
Aunque las primeras referencias escritas sobre el reino datan del siglo VIII, este
debió de fundarse mucho antes. Si acudimos a las tradiciones orales de los soninkés
encontramos una leyenda sobre sus orígenes que, pese a no poder datarse y a contener
elementos mágicos, nos ayuda a comprender la formación del Estado.
La leyenda relata cómo un ancestro llamado Diabe Cissé llegó al lugar en el que
más tarde se establecería la capital Kumbi Saleh, al sur de la actual Mauritania. La
tierra estaba custodiada por una serpiente gigante llamada Bida. Diabe Cissé llegó a
un acuerdo con ella: él podría asentarse y Bida continuaría siendo la guardiana del
lugar. Acordaron también que cada año se le entregaría a la gran serpiente una bella y
joven virgen. A cambio, Bida garantizaría la caída de las lluvias en la región y la
proliferación del oro.
El final de la leyenda, como veremos, aporta ideas interesantes a la hora de
explicar la decadencia del Imperio. Por el momento, baste destacar la conexión real
que había entre las lluvias y la producción de oro. En esos tiempos, la lluvia caía
pesadamente inundando barrancos, hondonadas y zanjas (que permanecían secas
durante la mayor parte del año), arrastrando y limpiando el oro a través de depósitos
aluviales constituidos por los sedimentos transportados por el agua. En los antiguos
yacimientos de Bambuk, el oro se recogía sólo de estos depósitos aluviales tras las
lluvias. Así que una sequía significaba una seria amenaza para la producción de oro.
En esa época, el Sahel disfrutaba de un clima más húmedo que favorecía la cría
de ganado e incluso la práctica de la agricultura. Su situación geográfica colocaba al
Imperio en un lugar estratégico al emplazarse entre dos grandes zonas: el Sahara, con
vínculos con el Magreb y el norte de África, y la sabana sudanesa. Ambas regiones
tenían una producción de mercancías variadas y complementarias que favorecía el
comercio entre ellas, y Ghana supo sacar provecho de su fructífera posición para el
comercio norte-sur.
A pesar de que Ghana no tenía dentro de su territorio yacimientos auríferos, sino
que estos se encontraban más al sur, en las zonas de Galam, Bambuk e incluso Buré,
los escritores árabes se refirieron continuamente al abundante oro de la región. A
finales del siglo VIII, Al-Fazari —matemático, filósofo y astrónomo musulmán—,
llamó a Ghana «la tierra del oro». Un siglo más tarde el historiador y geógrafo Al-
Yaqubi escribió que «el rey de Ghana es un gran monarca. En su territorio hay minas
de oro y tiene sometidos a gran número de reinos». Su apreciación sobre las minas
era errónea, pero su relato marca el momento desde el que se considera Imperio a
Ghana. Ibn Hawqal —geógrafo, escritor y cronista—, que viajó desde Bagdad a
orillas del Níger a finales del siglo X, afirmó que el emperador de Ghana era el más
rico del mundo gracias al oro. En la descripción de la corte que nos legó Al-Bakri —
geógrafo, botánico e historiador nacido en Huelva— abundan los utensilios y adornos
de oro. Y la lista podría continuar. Hay que resaltar que los viajeros y comerciantes
árabes que visitaron Ghana y que transmitieron su experiencia a los escritores habían
visitado también las grandes ciudades del Magreb y de la península ibérica y, pese a
ello, admiraron sorprendidos la prosperidad y seguridad de Ghana.
A la cabeza del Estado se hallaba la figura del tunka (emperador), soberano
máximo del país, rodeado de un consejo de notables, ancianos y personas de probada
valía. El tunka también era conocido como kaya maghan, “el dueño del oro” (¿surgió
de este apelativo el nombre dado al país?). La sucesión se daba por vía matrilineal, es
decir, heredaba el trono el hijo de la hermana del tunka. Esta era una práctica común
en muchos pueblos del África subsahariana y buscaba asegurar que el rey fuera
realmente del linaje gobernante.
El tunka era un representante más de la monarquía divina africana, con sus
privilegios, prerrogativas y prohibiciones, entre las que destacaba la de comer en
público. Era un catalizador de fuerzas naturales y su rol consistía, con su mera
presencia, en dar prosperidad y seguridad a su pueblo. Esto suponía un peligro en
caso de decrepitud o enfermedad, pues su debilidad era considerada un mal para la
sociedad. Al-Bakri explicó los esfuerzos del tunka Basi para ocultar su ceguera. Lo
que no sabía el erudito cordobés era que si su población hubiera advertido ese
defecto, la vida del monarca habría tenido los días contados.
La inmensa mayoría de la población de Ghana era fiel a su religión tradicional.
Sólo a partir del siglo XI empezó el islam a infiltrarse en la sociedad soninké debido a
las convulsiones políticas en el noroeste del continente provocadas por los
almorávides. No obstante, el islam era bien tolerado y los comerciantes e
intelectuales musulmanes no tenían problemas para habitar en el Imperio. De hecho,
gran parte de los consejeros, intérpretes y el tesorero del tunka eran musulmanes,
seguramente por sus altas competencias técnicas. La capital, Kumbi Saleh, nos da un
ejemplo de esa convivencia. La ciudad se encontraba dividida en dos partes, una en la
que habitaba la población musulmana, en su mayoría comerciantes y mercaderes, y
otra en la que habitaban los soninkés de religión tradicional. Este tipo de división era
un elemento común en diversas ciudades del Sudán occidental en época clásica antes
de la expansión del islam. Al-Bakri nos cuenta que ambas partes estaban separadas
por seis millas. Posiblemente, la separación no era tan acentuada. La parte
musulmana de la ciudad contaba con doce mezquitas. La parte de religión tradicional,
donde vivía el tunka, fue llamada por los árabes al-Ghaba, que quiere decir “el
bosque”. Esto hacía referencia al bosque o bosques sagrados en los que tenían lugar
gran parte de los ritos más importantes del país. El bosque sagrado era terreno
prohibido para la mayoría de las personas, sólo el soberano, parte integrante del
mundo natural y espiritual, y los sacerdotes tradicionales podían acceder a él y a los
objetos que en él se atesoraban. Saltarse la prohibición de entrar en el bosque podía
acarrear graves consecuencias para el profanador. Los sacerdotes, tal y como es
habitual en el mundo mandé, pertenecían en su mayoría a clanes de herreros. Estos
conocían el secreto del fuego para convertir el hierro en herramientas o armas,
necesarias en el día a día. Este proceso estaba asociado a la magia, por lo que se
consideraba a los herreros hábiles especialistas que podían comunicarse con el mundo
espiritual. Por otra parte, en el bosque se recluía a los prisioneros acusados de graves
delitos. Nadie volvía a verlos, lo cual ayudaba a alimentar el temor hacia el bosque y
el misterio que lo envolvía. Las tumbas reales, en las que los tunkas eran sepultados
junto con algunas de sus esposas y con miembros de su séquito más cercano, también
se ocultaban entre los árboles del bosque sagrado.
Pese al bienestar agrícola y ganadero, la riqueza del Imperio provenía del
comercio y del oro. El emperador poseía el monopolio de las pepitas de oro, mientras
que el polvo de oro gozaba de libre circulación y se utilizaba en las transacciones
comerciales. Otra fuente de ingresos era las tasas impuestas a otros productos. Por
ejemplo, se cobraba un dinar por cada burro cargado de sal (de una importancia
imprescindible en esta parte de África para conservar alimentos) que entraba en los
territorios imperiales y dos dinares por cada burro que salía. Así, el emperador
gravaba diversos productos del constante goteo comercial que cruzaba Wagadu. Del
Sahara descendían la sal, el cobre, los dátiles y productos manufacturados
procedentes del mundo mediterráneo y del norte de África, mientras los productos de
la sabana incluían esclavos, ganado, herramientas, armas y utensilios de hierro,
cuernos de animales, bienes de cuero como sandalias, ropa tejida y teñida de colores,
hierbas medicinales y comida como pescado seco, arroz, especias, miel y fruta. De
los bosques del sur provenían las nueces de cola.
Uno de los enclaves comerciales más importantes de Ghana era la ciudad de
Awdaghost, situada en un oasis en la actual Mauritania, que controlaba desde el siglo
X. La ciudad se insertaba en la red comercial que la conectaba con la ciudad de
Sijilmasa (hoy en territorio marroquí) abriéndose así al comercio magrebí. Cuando
Ghana llegó a Awdaghost la ciudad estaba controlada por dos pueblos bereberes: los
zenata y los sanhaya. Los primeros aceptaron la presencia de los soninkés, lo cual
perjudicó los intereses de los segundos. Fueron precisamente los sanhaya quienes en
el siglo XI conformaron el grueso del movimiento almorávide, de corte musulmán
estricto, que tomó el control de África noroccidental y gran parte de la península
ibérica. Durante muchos años los historiadores defendieron la teoría de que los
almorávides habían atacado Ghana y destruido su capital. Sin embargo, hoy en día
disponemos de información suficiente para negar que ese fuera el caso. El
movimiento almorávide destruyó Awdaghost pero no Kumbi Saleh; no hubo ataque
directo contra el Imperio. Pese a ello, la acción almorávide tuvo diversas
consecuencias de alcance: aumentaron las conversiones al islam y fomentó la
«independencia» de uno de los reinos vasallos de Ghana más importantes, Tekrur, lo
que debilitó al Imperio.
Así, la decadencia del Imperio que se explicó durante años por el ataque de los
almorávides, respondió en realidad a diversas razones. De nuevo, si acudimos a la
tradición oral podemos encontrar algunas pistas. La leyenda de Bida narra que llegó
un momento en el que la virgen que se iba a entregar a la serpiente era la enamorada
de un joven notable. Antes de que entregaran a su amada, el joven dio un paso
adelante y, desenvainando su espada, cercenó la cabeza de Bida. Mientras su cabeza
daba vueltas en el aire, la serpiente pronunció una maldición: desde ese momento la
lluvia no volvería a aparecer en Wagadu y dejaría de encontrarse el oro. Sin agua y
oro, Wagadu decayó y su población se dispersó hacia el sur mientras el corazón del
imperio se convertía en un desierto. La leyenda hace referencia de manera evidente al
cambio climático que se produjo en la región. Los especialistas sostienen hoy en día
que gran parte del decrecimiento de Ghana se debió a la desertificación de sus tierras
que, sumado a los enfrentamientos con los bereberes sanhaya, llevó a la población
soninké a emigrar hacia otros puntos del Sudán occidental.
Fue en el siglo XII cuando la decadencia de Ghana se acentuó, abriendo un vacío
de poder en el Sudán occidental en el que aparecieron diversas jefaturas y reinos más
pequeños hasta la emergencia del Imperio de Mali un siglo más tarde.